El vino tiene sed

sed

Da www.mivino.es, El vino tiene sed

“Hecho probado número uno: beberse una botella de vino supone ingerir casi seis decilitros de agua. ¡Eso es bueno!
Hecho probado número dos: para producir una botella de vino se necesitan alrededor de 950 litros de agua. ¡Eso es demasiado!
El agua escasea cada vez más en las regiones vinícolas, por eso hay que desarrollar nuevos conceptos. Texto: Thomas Vaterlaus / Ilustraciones: Alexandra Klobouk

Karen Ross, secretaria del California Department of Food and Agriculture, advierte: “Debemos procurar no ponernos histéricos y no empezar ahora a elaborar un registro exhaustivo de la cantidad de agua que se consume en la producción de todas y cada una de las cosas, desde las almendras y los microchips, hasta los calcetines y las botellas de vino”. El 4 de mayo de 2015, los veinte periodistas enológicos de todo el mundo que están sentados ante ella le hacen preguntas sobre un único tema. Y no es extraño, pues en los días anteriores había sido el tema principal en los medios de comunicación de California: la gran sequía, posiblemente la mayor desde los catastróficos años 30. Las fotografías de antes y después muestran lagos antaño repletos que ahora solo albergan barcas varadas y prados jugosos convertidos en estepas. En las carreteras hay carteles que rezan: “Pray for Rain” (rezad para que llueva). El gobernador, Jerry Brown, ha restringido el riego de jardines. Y los ayuntamientos han empezado a sustituir las clásicas plantas verdes de los parques municipales por cactos y gravilla. La lucha por el reparto del cada vez más escaso líquido elemento está en pleno apogeo. Los que tienen peor fama son los productores de almendras de Central Valley. Como el cultivo de almendros es extraordinariamente rentable, la superficie plantada se ha duplicado en los últimos diez años, llegando a las 283.000 hectáreas. Y la producción de una sola almendra requiere hasta cuatro litros de agua. Pero también el negocio del vino prospera enormemente. En 1970 se producían en California 112 millones de cajas de vino (1 caja = 12 botellas), y actualmente son 375 millones. Según Karen Ross, en la apurada situación actual la única solución es ahorrar agua. Pero está convencida de que la tierra que ha hecho posible Silicon Valley posee el suficiente potencial de innovación como para resolver también el problema del agua. Ross piensa que la solución posiblemente esté en la combinación de conceptos high tech y low tech. Y elogia expresamente el modelo pionero del ramo de la vinicultura, que aboga por un uso responsable del agua en el marco de su programa California Sustainable Winegrowing Alliance. [..]

Leggi tutto

 

Print Friendly, PDF & Email